page title icon La Importancia de Tu nombre de Dominio

Imagina tener un terreno en la parte más lujosa de Manhattan, o inclusive en el centro financiero de Tokio. Eso es un buen nombre de dominio. Es un espacio que todos en todo el mundo pueden llegar en segundos. Es tan valioso como un terreno en la Gran Manzana. ¿No lo crees? Déjame contarte que un buen nombre en internet puede llegar a más de las 8 cifras y su valor puede incrementarse con el tiempo, como lo haría una propiedad lujosa.

Si crees que el nombre de dominio no importa, pregúntale a aquellos que han tenido éxito en Internet el verdadero valor de un nombre fácil de recordar y que sea fácil de deletrear, que sobrepase la “prueba de la radio”, que es cuando te entrevisten y te digan: ¿Cuál es su dirección web? pueda decir una palabra o dos palabras fáciles de recordar, que no tenga que deletrear o que su extensión sea rápida de escribir.

¿Sería lo mismo que Apple.com fuera MacintoshComputers.com? o ¿Sabías que esta misma empresa pagó más de 7 cifras por iPhone.com? pues eso es el valor de un dominio.

Más allá de una dirección a la cual podamos ir rápidamente, estamos hablando que el dominio representará tu marca en un sector ultra saturado, las personas deben de poder llegar sin pensarlo mucho y los motores de búsqueda deben indexar tu contenido comprendiendo que eres una autoridad en tu industria. Todo esto dependerá -por mucho- del nombre que escojas para tu dominio en la web.

¿Cómo encontrar el nombre de dominio perfecto para tu empresa?

Aceptémoslo, la mayoría de buenos dominios en internet ya están tomados, otros rondan los US$2,500 dólares. Los inversionistas llamados en inglés “domainers” han invertido comprando y parqueando dominios con la esperanza de poder venderlos al mejor postor. Esto es totalmente legal y es una práctica muy lucrativa. Déjame darte una idea de los precios históricos de los mejores dominios en internet:

  1. Business.com – $345 millones pagó la empresa Ecompanies por este dominio, originalmente comprado por 7 millones de dólares.
  2. LasVegas.com – un precio de $90 millones
  3. CarInsurance.com – llegó a un valor de $49.7 millones
  4. Insurance.com – Vendido en el año 2010 a una suma de $35.6
  5. VacationRentals.com – Una venta de más de $35 millones en 2007
  6. PrivateJet.com – $30.1 millones de dólares
  7. Voice.com – que se vendió en el año 2011 a $30 millones
  8. Internet.com – $18 millones vendido a Quinstreet en el año 2009

No significa que debamos comprar un dominio premium, pero si tu empresa tiene el potencial, no es una locura pagar por un buen nombre de dominio. En Guatemala por ejemplo, tenemos el caso del genial nombre guatemala.com el cual se ha convertido en pocos años en una de las 5 páginas más visitadas por los guatemaltecos, dentro y fuera del país.

De esta manera podemos considerar antes de invertir en hacer un buen análisis de lo que podemos gastar y de lo que está disponible. Toma en consideración estas sugerencias:

  1. Asegúrate de que tu nombre de dominio represente bien a tu negocio. No querrás que tu dominio se relacione con parámetros contrarios a tu marca o inclusive que confunda a alguien que quiera visitar tu sitio web. Si tu marca aún se encuentra disponible con un .com tienes mucha suerte, no dudes en comprarla lo antes posible. Si no, vamos a ver varias opciones más adelante.
  2. Asegúrate de que sea fácil de recordar. Aquí es donde comienza el verdadero reto: ¿Es fácil de recordar? ¿o te lo debo deletrear? Además, un buen nombre también puede ser un factor de optimización de búsqueda (SEO), de tal manera, Google podría premiar tu dominio si cumple con ciertos requisitos, pero sobre todo: que sea una palabra que forme parte de tu estrategia de Keywords.
    • Piensa en usar palabras clave en tu nombre de dominio, si el nombre de tu negocio no estuviera disponible. Es importante pensar en palabras con las que los clientes o usuarios lo relacionarían normalmente, por ejemplo: BarberíaMasculina.com VentaDeRepuestos.com etc.
    • Si es estrictamente local, piensa en mencionar tu ciudad, o departamento por ejemplo: FerreteriaSanMiguel.com
  3. Tu nombre de dominio debe ser fácil de escribir, como te mencioné antes, la prueba de la entrevista en radio o podcast.
  4. Siempre es bueno si es pegadizo. Incluso puedes inventar una palabra siempre que sea única, fácil de pronunciar y fácil de deletrear. Un buen ejemplo podría ser Google o YouTube. Mezclar palabras o hacer tu propio término te dará la ventaja de la originalidad y memorabilidad, pero sobre todo, te dará la certeza que las cuentas en las redes sociales estarán disponibles.
  5. Sin números ni guiones. Cuando usas un número en el dominio de tu sitio web, siempre habrá confusión sobre si el número debe deletrearse o no, esto genera confusión. Si utilizas guiones le estarás dando un grado de dificultad a las personas de cómo escribir tu nombre en internet. Eso es lo peor para el mercadeo. Mantenlo simple, evita los números (a menos que sea un nombre de marca relacionado con ellos) o simplificalo lo más que puedas.
  6. Mantenlo corto. Lo recomendado es que utilices no más de 15 dígitos, algunos dicen que más allá de eso, complicará enormemente la memorabilidad y podría afectar tu SEO.
  7. Usa no más de 3 palabras, elimina las innecesarias. Por ejemplo: GranPlazaCentral.com o GiraSolidaria.com son nombres fáciles de recordar, aunque sean de 2 o tres palabras. Será muy difícil encontrar nombres simples disponibles (o no tan caros).

Muchos hemos encontrado verdaderas joyas recién “expiradas” o que sus antiguos dueños no quisieron renovar. Estos dominios expirados los puedes encontrar fácilmente con herramientas gratuitas en internet. Esto es de mucho beneficio porque seguramente son nombres que alguien más ya había considerado y que seguramente nunca lo usaron. De igual forma es bueno verificar que no tengan un historial malicioso que ponga en riesgo tu reputación en línea.

Extensiones de nombre de dominio

La extensión más utilizada es .com. Internet fue fundada en esta extensión y luego muchos empezaron a utilizar .net y .co pero la más importante será siempre .com.

Las extensiones normalmente comunican la ubicación de un sitio web, pero también pueden transmitir el propósito. Por ejemplo, en entidades de gobierno, .gov significa que el sitio es propiedad de entidades del gobierno y está administrado por una agencia gubernamental, y cada vez que navegamos a un sitio .gov, sabemos que la información allí es básicamente propiedad del gobierno.

Otras extensiones que debes conocer y que puedes usar

  1. .info: tal como implica, esto se usa para sitios informativos, desgraciadamente hubo muchos casos de spam, por ello ahora no es tan común usarlo.
  2. .co – una abreviatura para empresa, comunidad o comercio (así como nuestra página)
  3. .net: generalmente se usa para sitios técnicos o de infraestructura informática, pero también es relevante como un 2do lugar.
  4. .biz: cómo suena, esto se usa con mayor frecuencia para fines comerciales o como sitios de comercio electrónico.
  5. .org: es utilizado para sitios no comerciales como organizaciones sin fines de lucro como asociaciones o fundaciones.
  6. .me: se usa con mayor frecuencia para blogs, pero también es popular para sitios web personales de todo tipo.

las “startups” comúnmente utilizan .io o .ai, estas son extensiones que encontrarás gran cantidad de disponibilidad, pero ojo, algunos de estos dominios han llegado a precios mayores de las 6 cifras.

Junto con las extensiones de dominio hay una variedad de extensiones que indican dónde está geográficamente un negocio. Estos se denominan dominios de nivel superior de código de país. Por ejemplo: .gt = Guatemala, .hn = Honduras, .us = Estados Unidos, .ca = Canadá, .in = India, etc.

Si bien hay una gran cantidad de extensiones de dominio menos comunes, es posible que quieras evitarlos porque no son tan fáciles de recordar. A menos, que tenga sentido para tu negocio tener uno de estos; por ejemplo, .service o .pizza. Solo recuerda que la mayoría de los usuarios web usarán .com de manera predeterminada cuando ingresen un nombre de dominio web para encontrar el negocio que están buscando.

Hablando de dominio geográficos, en Guatemala por ejemplo: ¿Qué es mejor .com.gt o .gt?

Nuestra recomendación es .gt, es más corto y simple, encontrarás una gran cantidad de dominios de alta calidad disponibles, de 4 letras, de palabras clave o que se ajusta a tu marca perfectamente. Eso mismo se aplica a .es, .do, .mx etc.

¿Qué debo saber antes de comprar mi nombre de dominio?

Es de suma importancia que antes de hacer la compra final de tu dominio verifiques los siguientes aspectos:

  • ¿Se ajusta a tu negocio? o mejor dicho: ¿Representa bien a mi marca?
  • ¿Será fácil de encontrar?
  • ¿Será fácil promocionar y recordar?
  • ¿Te mantuviste alejado del uso de números, guiones, tildes o subrayados?
  • ¿Es suficientemente corto?
  • ¿Te aseguraste de que nadie más lo esté usando (derechos de autor y marcas registradas, etc.)? Así es, si registras camisasdedisney.com por ejemplo, te estarás ganando una demanda judicial por derechos de propiedad intelectual terrible. Cuida mucho tu marca y no uses otras marcas para “desviar” la atención a tu sitio.
  • ¿Va a resistir la prueba del tiempo?
  • ¿Te gusta? ¿Suena bien para tu marca?
  • ¿No tiene un historial malicioso? Antes de comprar revisa en web.archive.org ahí te mostrará un registro histórico de los antiguos dueños.

Si has contestado a la mayoría de las preguntas con un SI, puedes estar seguro de que estás tomando la decisión correcta. Comprar un Domino hoy en día no es muy caro, pero te sugerimos EPIK.COM es el lugar más seguro y puedes adquirir tu dominio de por vida, así no te tendrás que preocupar por renovarlo año tras año.

Conclusiones:

Comprar un buen dominio en internet puede llegar a ser una excelente inversión. Es un valor intrínseco enorme que no te costará mucho renovar, recuerda que no te pertenece, básicamente lo estas “alquilando” pero lo puedes tener como un activo que acumulará valor. No es fácil encontrar buenos dominios, pero si ya tienes el tuyo, consérvalo bien. No olvides renovarlo a tiempo y atesóralo (yo perdí uno que me costó 5,000 dólares recuperar).

Al encontrar el dominio perfecto y ver que su precio es alto, considera que un buen negocio que hagas con él puede pagar ese costo.

Es una inversión que pocos valoran, muchos se van a por extensiones baratas como .club .top etc y cuando su negocio crece, ven que el tráfico se está yendo al .com, algo triste que hemos visto es que la competencia compra esos dominios y re-dirige ese tráfico de confundidos a su propio sitio “robándoles” todo el marketing de las manos. A menos que tu marca sea un trademark internacional, esto puede ser posible con un re-direccionamiento 301, algo que afectaría terriblemente tu SEO. Por eso y muchas razones más, piénsalo antes de irte a una extensión rara.

Todo el trabajo que hagas en tu web será una huella que quedará como registro histórico de todo lo que has hecho. Un buen dominio puede ser el comienzo de un éxito rotundo en internet.